La Dirección de Salud avanza con el programa IRAB

Desde la Dirección de Salud de la municipalidad, a cargo del médico pediatra Federico Picchi, se continúa avanzando con el programa de Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB). Se trata de un intenso trabajo de capacitación y abordaje práctico de las enfermedades en todos los efectores, pero haciendo foco en el primer nivel de salud.

La atención en las salas es de 07:00 a 19:00 de forma continua. La atención en enfermería está garantizada en todas las salas. Los enfermeros están capacitados para clasificar según la gravedad la atención de los niños que acuden a la sala, hacer un diagnóstico de situación, ingresarlo al programa y hacer la terapéutica. El programa IRAB en las salas funciona de manera coordinada con el hospital, con atención diferenciada y turnos protegidos. En cualquier Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS) la atención está garantizada.

Los objetivos del programa IRAB son:

• Disminuir la morbimortalidad por infecciones respiratorias agudas bajas.

• Disminuir la internación por infecciones respiratorias agudas bajas.

• Informar a la población respecto de la prevención.

• Consulta precoz a los efectores de salud.

Gracias a este trabajo, año a año, teniendo en cuenta lo sucedido a nivel mundial, se han mejorado los indicadores de morbilidad e internación. Tal es así que han disminuido ostensiblemente las derivaciones al efector de tercer nivel o de alta complejidad (en Paraná), ya que las infecciones respiratorias han sido y vienen siendo abordadas oportunamente en las salas de atención, es decir en los lugares más cercanos a los domicilios de los pacientes.

“Los niños son más vulnerables a las enfermedades respiratorias porque su aparato respiratorio es más frágil y tienen inmadurez pulmonar. Los niños respiran y juegan más cerca del suelo, inhalan más gases y respiran dos veces más volumen de aire que un adulto. Además, tienen un sistema inmune inmaduro, que es mucho más vulnerable a los microorganismos y a los tóxicos”, explicó el director de Salud de la municipalidad.

Sumado a lo anterior, Picchi aclaró: “Los cuadros que son considerados infecciones respiratorias bajas son: bronquiolitis, síndrome bronquial obstructivo, neumonía y el síndrome coqueluchoide”. Luego, ejemplificó: “El virus sincicial, que es el más importante productor de bronquiolitis, sobrevive seis horas en el ambiente y más de media hora en las manos, por eso es tan importante el lavado de manos y la higiene respiratoria”.

En cuanto a los factores de riesgo para infecciones respiratorias en el niño, enumeró: “Falta de lactancia materna, vacunación incompleta, prematurez, bajo peso al nacer, infecciones congénitas o infecciones respiratorias crónicas, desnutrición y alteraciones del neuro desarrollo”. Asimismo, existen factores de riesgo en cuanto al medio. Estos son: Hacinamiento, época invernal, contaminación domiciliaria, humo (de tabaco o leña).

Las pautas de alarmas para saber cuándo hay que hacer una consulta por un niño al efector de salud son:

• Que el niño esté agitado y respire más rápido de lo que lo hace normalmente.

• Que el niño hunda las costillas para poder respirar.

• Las sibilancias, es decir el sonido chillón durante la respiración.

• Cambio en la coloración de la piel, que el niño esté muy pálido o con color azulado en los dedos, labios, orejas.

• Disminución de la ingesta, esto se puede notar, por ejemplo, si el niño come menos de la mitad de lo que come habitualmente.

• Alteración en el sueño, imposibilidad de dormir.

Las enfermedades respiratorias agudas bajas en niños menores de 5 años constituyen la primera causa de enfermedad a nivel mundial, la primera causa de mortalidad a nivel mundial y, esa mortalidad, en la mayoría de los casos es evitable. En invierno, aproximadamente, dan cuenta del 50 por ciento de las internaciones y el 70 por ciento de las consultas ambulatorias.

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.