Ambiente Ventilado sin frío – Recomendaciones

“Un ambiente correctamente ventilado, no necesariamente tiene que ser frío ya que hay ambientes cálidos correctamente ventilados y ambientes fríos insuficientemente ventilados”, sostuvo el director de Salud municipal Federico Picchi.

El Director de Salud Municipal, Federico Picchi, a través de medios locales informo distintas sugerencias en relación a la implementación de la Resolución N° 2722/20 – CGE donde especifica el protocolo y Aprueba el Plan Jurisdiccional de retorno a clases presenciales (Protocolo Educativo) y que en su artículo 3 detalla lo que respecta a la ventilación de las aulas con el retorno a la presencialidad escolar.

Hay una preocupación por parte de padres y docentes en relación a las bajas temperaturas.  Las últimas dos semanas fueron especialmente frías, y vemos que hay serias dudas en cuanto a lo que es la implementación.

Lo primero que debemos aclarar es a qué nos referimos cuando hablamos de ventilación de ambientes.

Es importante aclarar que todas las acciones están dirigidas a evitar el contagio entre alumnos y docentes.  Una de las estrategias en este sentido es la ventilación, que tiene que estar acompañada de otras estrategias, como el uso obligatorio del barbijo, el distanciamiento entre alumnos, y la higiene respiratoria, es decir, toser en el pliegue del codo, no en dirección a un compañero, y el uso de alcohol diluido o alcohol en gel en las manos, más allá de la higiene del edificio cuando los alumnos se retiran.

La norma establece que se debe ventilar lo máximo posible, pero la ventilación está condicionada por la situación climática del momento. Una cosa es verano y otra cosa es invierno.  En verano tenés la posibilidad de abrir de par en par las ventanas del aula, pero en invierno no.  Lo mismo que cuando llueve.  Es claro que la ventilación está condicionada a la situación climática.

Entonces… ¿Cuál es la mínima ventilación que debe haber? Es abrir las ventanas apenas unos 5 centímetros.

El sentido de la ventilación es que haya una circulación cruzada de aire, que el aire se renueve.

En un aula, cuando uno exhala expulsa dióxido de carbono.  “Así como existe el termómetro para medir la temperatura corporal, existe un elemento que se usa a los efectos de medir la concentración del dióxido de carbono que nos va a marcar indirectamente si un ambiente está correctamente ventilado”.  Si medimos la concentración de dióxido de carbono en un aula eso nos va a decir si está bien ventilada o no. Hoy por hoy, con el frío que hace, las aulas deben estar bien calefaccionadas pero ventiladas de esta manera, con una apertura mínima que permita que el aire se renueve.

Con esta ventilación, manteniendo el distanciamiento, el uso del barbijo en los alumnos y el barbijo y la máscara por parte del docente, 40 minutos o una hora en estas condiciones, no habría ningún problema de contagio. Después de eso, los alumnos salen al recreo y entonces sí, sin gente en el aula, se puede abrir de par en par las ventanas para renovar completamente el aire. Cuando vuelven al aula, nuevamente se deja las ventanas y la puerta con esa apertura mínima.

Este es el sentido.  Que el aula esté calefaccionada pero también ventilada en estos términos.

Leche caliente

No habría ningún inconveniente para que los chicos reciban un vaso de leche caliente, te o mate cocido en las aulas, siempre y cuando un docente controle el cumplimiento efectivo del protocolo de distanciamiento y recolocación del barbijo, después de recibir la infusión.

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.