Victoria Celebra a su Patrona

Un hecho trascendental para la ciudad que inició allá por el año 2018 hoy se concreta, el templo Parroquial recibirá en la solemne Misa Concelebrada por Monseñor Héctor Zordán la Proclamación del Título de Basílica Menor.

Los festejos, que iniciaron el pasado 31 de septiembre con el inicio de la novena, tuvieron una serie de eventos litúrgicos que culminaron en la noche de este martes con la vigilia en donde se destacó la presentación del Ensamble Municipal que dirige el profesor Ángel Osuna, el canto de feliz cumpleaños a la Virgen, una costumbre que se arraigó en la época del Padre Humberto Benetti y que al igual que compartir la torta de cumpleaños en los primeros minutos del día de la Patrona hoy forman parte de un ritual propio de nuestra ciudad.

Para esta jornada, el programa de actividades inició con la Misa para Hombres, presidida por el Padre Elías Musse y en la cual el intendente Domingo Maiocco leyó la Palabra para los presentes. Más adelante se desarrollaron los actos protocolares con la concentración de autoridades y público en general para el izamiento del Pabellón Nacional en plaza San Martín. Inmediatamente en manos del primer mandatario local, se ubicó la imagen de nuestra Patrona para iniciar lo que fue la visita a la ciudad, bajo el lema: “Madre de Victoria, junto a San José, marchan por su pueblo” y que se extendió hasta pasado el mediodía con la caravana de vehículos. Durante la tarde, desde las 14 horas y hasta las 18, en el Templo se realizará el rezo del Santo Rosario, para finalizar a las 19 con la Solemne Misa.

En Victoria

La advocación de la Virgen de Aránzazu en las siete colinas es un legado de Salvador Ezpeleta, por cuya iniciativa el oratorio de 1810 fue dedicado a la Virgen vasca. La primer imagen que se tuvo fue un estandarte pintado y ya avanzado el siglo XIX se lo reemplazó por una imagen “de vestir”, a la que todos los años se le renueva el vestido.

En 2004, y donada por la entonces ministra de Educación del País Vasco, Ánjeles Iztueta Azcúe, llegó la réplica de la Nuestra Señora de Aránzazu proveniente del santuario de Oñate, en la provincia vasca de Guipuzcoa, y que se encuentra entronizado a la izquierda del altar.

Hacia 2018 un grupo de vecinos de nuestra ciudad, encabezados por el párroco Héctor Trachitte y el vicario Emmanuel Tournoud comenzaron las gestiones para que se le reconociera al templo de Aránzazu en nuestra ciudad la categoría de Basílica.

Ya en 2012 el entonces cura párroco, Raúl Benedetti, había recibido la noticia de la consagración de la iglesia como Templo.

A fines de abril de 2020 llegó a Victoria la noticia de que el papa Francisco había emitido la bula papal reconociendo al templo como Basílica Menor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *