Se realizó parcialmente el peritaje de las esculturas del Anadón

Estaba previsto que el peritaje se realizada con la presencia de dos especialistas, uno en representación del Juzgado Federal de Concepción del Uruguay, el perito Mario Florán, y otro en representación del Ministerio de Cultura de la Nación, Beatriz Fernández, quien finalmente no se hizo presente en Victoria.

Este viernes 18 de noviembre, en cumplimiento de una orden judicial emanada del juzgado Federal de Concepción del Uruguay, a cargo del juez Pablo Seró, el perito designado, Mario Florán, realizó el peritaje de las esculturas de Asia y América en el marco de la causa en la que se investiga si son las robadas el 31 de agosto de 1991 en el Palacio San José.

Florán llegó el jueves a Victoria y se reunió con las autoridades del museo y de la Municipalidad a los efectos de indicarles las necesidades que tendría para desarrollar su trabajo y verificar que las esculturas estuvieran en un espacio adecuado para ese trabajo.

El viernes, la hora fijada para la pericia era las 09.00, pero las actividades comenzaron a las 10:00, ya que se esperó hasta ese momento para comenzar con el análisis.

Mario Florán, de reconocida trayectoria como perito y especialista en arte, prefirió no hablar con los medios a los efectos de mantener neutralidad, pero adelantó que el martes estará elevando al Juzgado el informe correspondiente con las recomendaciones que considere pertinentes en función de su trabajo de perito.

Por su parte, el director del museo, Claudio González, explicó: “Una vez que el juzgado cuente con el informe del perito, y desde Asesoría Letrada se evalúe si no corresponde alguna aclaración al planteo del Juzgado, la causa seguirá con los tiempos correspondientes a la Justicia, que esperamos sean breves y definan de una buena vez que se trató de una lamentable confusión promovida por una denuncia anónima”.

Acerca de la denuncia, González fue taxativo a la hora de definir que “fue realizada por un trasnochado conspiranoico ignorante que supuso en su locura que estas podían ser las obras robadas”. Además, añadió: “Lamentablemente, desde la Justicia se actuó apresurada e inconsultamente, porque una mínima consulta a quienes saben de este tema y mucho en Concepción del Uruguay hubiera despejado todas las dudas, ya que muchos recuerdan haber visto ambas esculturas, las del museo y las del Palacio, antes que estas últimas fueran robadas”.

Historia

En octubre de 2018 una comitiva de Prefectura Naval Argentina con asiento en Concepción del Uruguay se presentó en el museo Anadón de Victoria en el marco de la investigación por una denuncia anónima que afirmaba que las esculturas robadas en 1991 en el Palacio San José, alegorías de América y Asia, estaban en Victoria.

“La Fiscal llegó acompañada de una comitiva de Prefectura con armas largas, chalecos antibalas y cascos… afortunadamente en ese momento no había ninguna delegación escolar en el museo, lo que evitó que chicos de nuestra ciudad hubieran tenido la traumática experiencia de ver un despliegue militar injustificado e innecesario”, recordó González sobre la experiencia de 2018.

Como saldo de ese operativo, las esculturas fueron llevadas a Concepción del Uruguay, desde donde fueron reintegradas al museo Anadón en abril del año siguiente, luego que el informe de Interpol estableciera que las imágenes que se encuentran en el sitio de búsqueda de obras de arte robadas fueron tomadas en 2009 en el museo Anadón por la Policía de Entre Ríos como aporte a la investigación del robo en la que fuera la residencia de Justo José de Urquiza.

Se trata de parte de un conjunto de cuatro esculturas de un motivo clásico del siglo XVIII, esculpidos en mármol en Italia, en el siglo XIX, sobre el que hay varios juegos similares en diferentes lugares del mundo.

El del palacio San José fue adquirido por Urquiza hacia 1854, el de Victoria traído desde Italia por Francisco Piaggio en 1878 junto a otras esculturas y donado por la colectividad italiana de las siete colinas a la ciudad.

Durante años estuvieron en la actual plaza San Martín, rodeando la Pirámide de la libertad que hoy se encuentra en la plaza Libertad y en 1910 fueron trasladadas a la Costanera las que hoy están en el museo Anadón, y posteriormente a la avenida Centenario las otras dos: Europa y África, desde donde fueron robadas en 2003.

Puede que también te interese...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *